COLUMNISTAS GOLEAMOS

Fecha: 10 de Febrero de 2020

Partidos inolvidables del clásico de Avellaneda

Luego del gran triunfo de Racing jugando casi todo el segundo tiempo con 9, repasamos los clásicos que quedaron en la historia. 

Los clásicos más recordados


Racing 7-Independiente 4

Cuando se jugó la primera fecha del profesionalismo, el 31 de mayo de 1931, Independiente-Racing se iba a transformar en el primer clásico de la era moderna.

 

Pero Racing pidió aplazarlo porque no había tenido tiempo de armar el equipo. Independiente aceptó y el encuentro se jugó cuando finalizó el torneo. Recién el 27 de septiembre la gente de Avellaneda disfrutó de su primer clásico.

 

Fue tan histórico que nunca más hubo un resultado así entre ellos.

 

La revista Goles Match rescató este testimonio de Natalio Perinetti, quien contaba con 80 años: "Del Giúdice hizo tres goles y fue uno de los mejores de la cancha. Devicenzi, que formaba pareja con él en ataque, era otro muy buen jugador.

 

Así como los muchachos de Independiente.

 

El Negro Seoane, Porta, Fazio, Vivanco. Por eso, los partidos que jugábamos contra los rojos siempre eran de jerarquía."

 

Independiente 7-Racing 0
Independiente tuvo su revancha. Fue el 3 de noviembre de 1940. Racing contaba con nombres como Salomón, Devizia, Zito, Benítez Cáceres y Enrique García.

 

Pero sucumbió ante el poderío de una histórica delantera: Maril, De la Mata, Erico, Sastre y Zorrilla. La actuación de Independiente —que ostentaba el título de bicampeón- en su cancha fue aplastante: ganó 7-0, con goles de Leguizamón, Erico 2, Zorrilla 2 y De La Mata 2.

 

Luego de florearse con Racing, Independiente perdió 4 de los últimos 7 partidos y sufrió 20 goles en las últimas cinco fechas.

 

En cambio, la catástrofe le tocó el orgullo a Racing, que no volvió a perder e hizo 25 goles en 7 encuentros.

Aníbal Tarabini por tres
La última fecha del Metropolitano de 1970 fue emocionante.

 

Tuvo todos los condimentos de los que se nutre el fútbol: emoción, suspenso, polémica y vuelta olímpica.

 

El adelantado de la última fecha, el viernes para la TV, fue River 6-Unión 0. River quedó primero a dos puntos de Independiente, con un gol más de diferencia de gol (así se definía el título en caso de empate en el primer puesto).

 

El domingo se suspendió casi toda la fecha por lluvia y entonces se jugó el lunes 27 de julio. En el Cilindro, Racing recibió a Independiente.

 

Ganaba Racing 1 a 0 y a los 21 minutos hubo un penal para Independiente. Aníbal Tarabini tuvo que patearlo tres veces porque el arquero Agustín Cejas se adelantó siempre.

 

El árbitro Humberto Dellacasa primero advirtió al arquero, luego lo amonestó —sin tarjeta porque todavía no se usaban— y luego convalidó el gol porque si no "beneficiaba al bando infractor", confió. Independiente ganó 3-2 con un gol de Yazalde faltando 9 minutos y fue campeón porque marcó un gol más que River (43 a 42).

 

Los cuatro de Alberto Jorge
El 21 de septiembre de 1975, por la primera fecha del Nacional, se jugaron todos los clásicos.

 

Racing le ganó 5-4 a Independiente y Alberto Jorge convirtió cuatro goles, tres de penal.

 

El arquero de Independiente era José Pérez, un especialista en detener tiros desde los doce pasos, "pero esa vez no pude hacer nada, Jorge le pegó muy bien las tres veces", contó tiempo después.

 

El otro gol de Racing lo marcó Cordero y los de Independiente fueron de Rojas, Bertoni, Pavoni (penal) y Sá.

 

El árbitro fue otra vez Dellacasa, quien además expulsó a R. Domínguez, Pavoni y Bochini.

Siete quedaron afuera
El 26 de noviembre de 1961, Racing e Independiente protagonizaron uno de los clásicos más violentos dentro del campo de juego.

 

Racing ya se había consagrado campeón, pero había bronca por el 4-0 de Independiente en la primera rueda. El partido estuvo suspendido durante siete minutos por agresiones entre los jugadores.

 

El árbitro Juan Brozzi expulsó a Silveira, Rolán, Vázquez y Lanzoni de Independiente, y a Mesías, Blanco y Negri de Racing. Terminaron 1-1.

 

Inferioridad numérica
Humberto Dellacasa era el árbitro más temido de la década del 60. No le temblaba el pulso a la hora de decretar expulsiones en masa. Gran parte de su fama la ganó en un clásico de Avellaneda.

 

El jueves 13 de mayo de 1965 y cuando empataban 2-2 en la cancha de Independiente, Della casa suspendió el partido por inferioridad numérica de Racing.

 

El juez en 20 minutos expulsó a Anido, Rulli, Pastoriza y el arquero Luis Carrizo. Cuando el Chango Cárdenas ocupaba el arco, otorgó un penal para Independiente y expulsó a Martín.

Acevedo empató y terminó. Dellacasa fue suspendido por tres meses.

 

El Tribunal decidió continuar el partido, pero nunca se jugaron los 23 minutos restantes.

Luces y sombras
No debe haber mayor satisfacción para los hinchas de Independiente que el recuerdo de aquel 22 de diciembre de 1983. Racing, ya descendido, debía visitar a Independiente, que con un triunfo era campeón del Metro.

 

Fue una tarde inolvidable para los hinchas de Independiente.

 

Fue el peor día de todos para los de Racing. Independiente ganó 2 a 0 con goles de Ricardo Giusti y Enzo Trossero y fue campeón. Racing descendió por primera y única vez en su historia.

 

Un punto, una ilusión
No hubo vuelta olímpica. ¿Pero cuánto valió para Racing ese empate agónico de Gabriel Loeschbor en la 2ª fecha del Apertura 2001?

 

Independiente, que no había jugado mejor, ganaba 1-0 con gol de Forlán a los 33 minutos del segundo tiempo.

 

La imagen de ese hombre flaco, alto, con la cabeza vendada, transformando en gol la última pelota del partido, permanece imborrable en el recuerdo de los hinchas de Racing.

 

Un punto que sumó para la consagración definitiva, en diciembre y en cancha de Vélez, después de 35 años.

Ricardo Bochini
"Mi primer gol se lo hice a Racing en la cancha de Boca. Había entrado en el segundo tiempo. tenía 18 años".

 

Así recuerda Ricardo Bochini su debut en el clásico (19 de noviembre de 1972, ganó Racing 2-1) que además significó su primer gol en la A. En total fueron 9 los goles que hizo en los 36 clásicos que jugó.

 

El Bocha vistió 714 veces la camiseta de Independiente y una sola vez hizo tres goles en un partido. Y fue un clásico: el 24 de marzo de 74, Independiente goleó 4-1 con tres de Bochini y uno de Galván.

 

"En el 79 perdíamos 2-0, los de Racing me cargaban y me hicieron calentar... En 15 minutos, puse tres pases gol y ganamos 3-2".

 

Rubén Paz
"Ya desde mi debut en 1987 me fue bien en el clásico, en un 1-1 que hice el gol del empate. Ese día perdíamos 1-0, después metí el gol y sobre la hora le anularon uno a Colombatti. Si no le hubiera hecho esos goles a Independiente, tendría una cuenta pendiente.

 

No perdí nunca el clásico, les hice goles y anduve bastante bien. ¿Qué más puedo pedir?", recordó el uruguayo. Pero hay un gol que pocos olvidan.

 

El 11 de diciembre de 1988, Racing le ganó 2-1 a Independiente.

 

Diego Simeone, confeso hincha de Racing y que ya había debutado en Vélez, lo recordó hace poco: "Hace un caño bárbaro dentro del área y les mete un golazo tremendo... Para todos los hinchas de Racing ese fue uno de los mejores partidos".

 

Rubén Paz jugó 6 clásicos, ganó uno y empató cinco.

 

La victoria de Racing con 9

El 9 de febrero de 2020 por la fecha 19 de la Superliga 2019-2020 Racing como local ganó 1-0 ante Independiente con gol de Marcelo Díaz.

 

La academia jugó con 10 a partir de los 39m de la primera parte cuando vio la roja el arquero Gabriel Arias por tocar la pelota afuera del área y con 9 a partir de los 13 segundos del segundo tiempo cuando vio la roja Leonardo Sigali por un golpe sobre Cecilio Domínguez.

 

A los 40m del complemento llegó el gol del chileno Marcelo Díaz.

 

Finalmente, Independiente sufrió dos rojas en el final del partido, a los 42m Cecilio Domínguez por una agresión sobre el arquero Javier García y a los 51m Lucas Romero por doble amarilla, la primera por una falta sobre Pillud y la segunda por un altercado con Cvitanich.

Racing terminó con Nery Domínguez con una luxación en el hombro izquierdo, aunque permaneció en la cancha con su dedo en un agujero de la camiseta como el Tata Brown en la final del mundial 1986 entre Argentina y Alemania en México.

 



#TAGS

#Independiente #Racing Club 


COMENTARIOS

Registrate para poder comentar las noticias!